Las Cuatro C de Marketing

lista

Este blog fue escrito originalmente en Mayo de 2013.

La semana pasada, discutimos las cuatro P del Marketing. Esta semana, pensamos en discutir las Cuatro C de Marketing. Creado en 1993 por Robert Lauterborn, las Cuatro C es un sistema de clasificación actualizado de las Cuatro P. Su modelo cambia el enfoque del productor al consumidor y es un mejor plan a seguir para las empresas más pequeñas que están comercializando a un público de nicho.

El consumidor reemplaza al Producto:

En lugar de definir previamente al cliente en un producto, el modelo de consumidor impulsa la satisfacción de las necesidades del cliente. El modelo de consumidor debe verse como una conversación entre el cliente y la empresa, que se unen para crear un producto personalizado que satisfaga las necesidades de los clientes. Con herramientas como las redes sociales y el marketing por correo electrónico, las empresas tienen nuevas formas de comunicarse con sus audiencias.

El costo reemplaza al precio:

El precio es solo un factor en la adquisición de clientes. El costo refleja el costo de usar el producto, que puede incluir inconvenientes (cambiar de un software de computadora a otro) y ética del cliente (como elegir entre huevos orgánicos y no orgánicos).

La conveniencia reemplaza al lugar:

La conveniencia (ya sea geográfica o a través de motores de búsqueda) influye en el valor percibido de un producto. La facilidad con la que un consumidor puede comprar un producto es crucial para decidir qué negocio adquiere clientes.

La comunicación sustituye a la promoción:

La comunicación ve el proceso promocional como lateral, involucrando la conversación entre el cliente y el negocio. Esto contrasta con el modo tradicional de promociones, que es vertical e implica una comunicación unidireccional. ¡La comunicación se trata tanto de escuchar como de hablar! Recomendamos configurar una alerta de Google para tu negocio y tu industria y monitorear los hashtags relevantes en Twitter para sintonizarlos.

El modelo de las Cuatro C se ajusta mejor a las necesidades de las empresas más pequeñas que aún no tienen un sólido valor de marca. Como tal, es crucial que estas empresas desarrollen una relación bidireccional con su público objetivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *